Download Anales. Libros I-VI by Cornelio Tácito; José L. Moralejo (ed.) PDF

By Cornelio Tácito; José L. Moralejo (ed.)

Show description

Read or Download Anales. Libros I-VI PDF

Best literatura y ficcion books

Terrorista (Coleccion Andanzas)

Ahmad ha nacido en New Prospect, una ciudad business venida a menos del sector de Nueva York. Es hijo de una norteamericana de origen irlandes y de un estudiante egipcio que desaparecio de sus vidas cuando tenia tres anos. A los as soon as, con el beneplacito de su madre, se convirtio al Islam y, siguiendo las ensenanzas de su rigorista imam, el Sheij Rashid, lo fue asumiendo como identidad y escudo frente a los angeles sociedad decadente, materialista y hedonista que le rodeaba.

Geografía lingüística del judeoespañol

El español fue los angeles central lengua de los sefardíes que durante cinco siglos residieron dentro de las fronteras actuales de los países de los Balcanes, Turquía, Israel y Egipto. Este volumen trata los angeles variación del judeo-español en este ámbito geográfico. ¿Qué rasgos lingüísticos identifican a un hablante de judeoespañol de Estambul, de Salónica, de Plovdiv, de Pristina, de Sarajevo o de Jerusalén?

Additional info for Anales. Libros I-VI

Example text

El más extenso e impor­ tante de ellos es: R. H a n s lik , «Tacitus» 1939-1972», Lustrum 16 (1971-72), 143-304, y 17 (1973-74), 71-216; a los Annales están expresamente dedicadas las páginas 71-172 de la segunda parte. Al mismo autor se deben los Forschungsberichte «Tacitus» publicados en el Anzeiger -für die Altertumswissenschaft 13 (1960), 65102; 20 (1967), 1-31; 27 (1974), 129-166. En los trabajos citados puede hallar el lector interesado una orienta­ ción exhaustiva y fiable sobre la bibliografía publicada en los últimos años; por ello damos a continuación solamente la referencia de las obras cuya mención parece inexcusable en cualquier caso.

7. Pero en Roma cónsules, senadores, caballeros, corrieron a convertirse en siervos. Cuanto más ilus­ tres, con tanta más falsía, apresuramiento y estudiada expresión —que no parecieran alegres por la muerte del príncipe ni demasiado tristes por el advenimiento de un sucesor—, mezclaban lágrimas y alegría, lamen­ tos y adulación. Los cónsules Sexto Pompeyo y Sexto & Caballero romano, sobrino, luego hijo adoptivo, del his­ toriador Salustio. 52 3 4 5 6 7 ANALES Apuleyo fueron los primeros en prestar juramento de fidelidad a Tiberio César, y ante ellos Seyo Estrabón y Gayo Turranio: aquél, prefecto de las cohortes pre­ torias; éste, prefecto del suministro de grano; luego, el senado, el ejército y el pueblo.

77 Las águilas eran las enseñas de las legiones. Las cohor­ tes no es seguro que tuvieran una enseña de conjunto para cada una de ellas, sino que parece que utilizaban com o tal la de su primer manípulo o pelotón (cf. M . M a r í n y P e Ka , Insti­ tuciones Militares Romanas, Madrid, 1956, págs. ). 78 El tribuna! era un arengarlo, generalmente construido por amontonamiento de terrones de césped, situado en el foro del campamento. LIBRO I 67 téis las manos con mi muerte; será más leve la infamia de matar a vuestro legado que la de desertar de vues­ tro emperador.

Download PDF sample

Rated 4.94 of 5 – based on 49 votes